Venezuelanismer som en udfordring for oversættere

Pil Birkeland Gyldenkærne

Student thesis: Master thesis

Abstract

El desafío que representan los venezolanismos en la traducción Los estudios de traducción tanto en Dinamarca, como en el resto de Europa, se basan en el español de España. Sin embargo, la extensión de la lengua castellana en los continentes americanos implican, no sólo una serie de variantes dialectales compuestas por las estructuras gramaticales utilizadas en los distintos países latinoamericanos, sino también una riqueza lexicográfica casi infinita. El pueblo venezolano, en concreto es el producto del mestizaje entre la población originaria, el pueblo español conquistador y los esclavos africanos importados durante la colonización. El resultado es un pueblo híbrido, cuya compleja etnia se ve reflejada en el habla del país. En muchos casos, los venezolanismos no excluyen a los términos generales, sino que conviven en la misma habla. Una traducción al castellano siempre implica tomar en consideración la variante dialectal del destinatario. Para un traductor sin conocimientos previos del español venezolano, será más fácil elaborar una traducción con términos del castellano general, sin embargo las consecuencias de la exclusión de los venezolanismos pueden ser desde el punto de vista de la comprensión del texto, insospechadas. De ahí que en este estudio se pretenda definir el uso que los venezolanos hacen de cinco venezolanismos seleccionados y sus respectivos sinónimos, delimitando al mismo tiempo su registro sociolingüístico, esencial en la toma de decisiones del traductor. Los venezolanismos predominan en las áreas temáticas de la toponimia, la zoología y la botánica, y los términos sujetos a este análisis son denominaciones de hortalizas de uso frecuente. El método aplicado consiste en el análisis comparativo de los venezolanismos: auyama, cambur, caraota, lechosa/lechoza y parchita; con sus correspondientes sinónimos en castellano general: calabaza, banana/banano, plátano, frijol, judía, papaya, maracuyá y fruta de la pasión/pasionaria; en diversos diarios electrónicos venezolanos, a saber: MinCI, Últimas Noticias, El Nacional, el Universal, y en un conjunto de artículos científicos de investigadores venezolanos. Para apoyar las conclusiones que surjan del análisis, se ha encuestado a un grupo de venezolanos sobre el uso que hacen de los términos en cuestión. Los resultados del análisis han revelado un patrón claro con respecto al contexto referido en cada término. En artículos sobre noticias locales o nacionales, una referencia literal a la hortaliza, casi siempre implica el uso del venezolanismo. Por otro lado, los sinónimos en castellano general son bastante más frecuentes en artículos sobre noticias internacionales. Aparte del uso literal de los términos, se ha tomado en consideración el sentido figurado que tiene cada voz en la variante venezolana, ya que éste está incluido en el concepto general del término Los resultados de la encuesta confirman la preferencia de los venezolanos por los venezolanismos siempre y cuando no haya interferencia lingüística. Son conscientes de la sinonimia y del ámbito geográfico al que pertenece cada palabra, aunque desconozcan su etimología, y sustituyan los venezolanismos por términos generales en caso de confusión. Lo más llamativo en los resultados de la investigación es la discordancia entre la terminología normativa venezolana y la percepción que los venezolanos tienen de la misma. Existe entre ellos una tendencia pronunciada a incluir los venezolanismos dentro de un registro menos formal, suposición que queda plenamente invalidada por el análisis de textos académicos, donde los investigadores venezolanos utilizan los venezolanismos con igual frecuencia, en un registro mucho más culto.

EducationsMA in International Business Communication (Intercultural Marketing), (Graduate Programme) Final Thesis
LanguageDanish
Publication date2011
Number of pages87